¡Hola!

Soy Estefanía

Me gusta fotografiar familias, la maternidad y lo cotidiano

Descubrí la fotografía, podríamos decir que tarde, casi a los 30 años, encontrando en ella una válvula con la que poder escapar de una profesión demasiado analítica. Cuatro años más tarde y con una hija en camino convertí la fotografía en mi profesión y la utilicé como herramienta para hablar de familias, tanto de ajenas como de la mía propia.

Fotografía realizada por Victòria Peñafiel

La fotografía me permite expresar lo que no sé hacer con palabras, me ayuda a tener memoria y a reflejar la vida. Con ella puedo hablar de cualquier momento de la vida, de la cotidianidad, de la alegría y también, por qué no, de la tristeza.

Me gusta detener la realidad, la naturalidad y los detalles, esos que, aún viéndolos todos los días, nos pasan desapercibidos. Mientras fotografío, si pudiera pedir un superpoder, sería volverme invisible.

Mi trabajo no termina en el disparo. Creo en el papel y en su textura. Creo que los recuerdos,  para que perduren en el tiempo, se tienen que poder tocar, ya sea guardados en una caja, colgados de una pared o pegados en un álbum.

Me gusta hablar en color, la sencillez, las sonrisas y la luz del sol.
¿Hablamos?
error: Content is protected !!